De interés

PULSANDO LA TECLA CONTROL CON LAS DE + O - , PUEDE CAMBIAR A SU GUSTO EL TAMAÑO DE LA PÁGINA EN SU MONITOR.

miércoles, 19 de enero de 2011

Certezas del enseñar y dudas del aprender - 1

 Por Jorge Surraco

Documento 1

Durante casi toda mi vida me dediqué a la enseñanza por una necesidad quizá profunda de compartir los conocimientos que me fueron otorgados, tal vez regalados, a partir de la satisfacción de mis inquietudes, una natural e innata capacidad autodidacta pero sobre todo, por circunstancias no deliberadamente buscadas. Enseñar era para mí en esos años algo ineludible, casi como respirar. Nunca me detuve a pensar en lo que hacía ni por qué lo hacia, ni cuáles eran los mecanismos de mi acto ni las consecuencias que ese acto producía. Cabe aclarar que no tuve formación docente a pesar de lo cual desempeñé funciones en todos los niveles, incluido y sobre todo el universitario.

Ahora, luego de cinco años de estar retirado de esa actividad educativa y por obra y gracia de Internet, me llegan mensajes de ex alumnos acerca de lo que mis acciones han significado en sus vidas más allá del plano del conocimiento en sí mismo. Esto me ha llevado a desempolvar viejas notas que al final de mi carrera docente empecé a borronear tratando de reflexionar acerca del oficio de enseñante, notas que había abandonado pensando que el ciclo estaba terminado y no era necesario volver sobre él. Quizá un poco tarde me pongo a pensar en este oficio y espero, si llego a alguna conclusión, no arrepentirme de lo hecho.

Preliminar

 La enseñanza, en realidad toda enseñanza, parte de la suposición o, mejor aún, del convencimiento que transmite información cierta, fehaciente, comprobada y que reconstruye hechos verdaderos. Es decir que se funda en explicaciones o descripciones convertidas en axiomas o certezas. Quien ejerce la enseñanza está tranquilo, seguro; lo avalan los libros, la ciencia y el cargo que ejerce.

El aprendizaje en cambio, en realidad quién aprende, se sumerge en el síndrome de la angustia ante lo nuevo y entonces, frente al axioma, se esfuerza, memoriza, olvida,  reproduce a veces con acierto y otras defectuosamente, sucumbiendo generalmente en el mar de la duda de un examen, ante a la mirada dubitativa o inexpresiva del profesor. En la enseñanza en general, a quién aprende, sólo lo avalan su necesidad de aprender, su desconocimiento y el esfuerzo que haga por alcanzar el saber axiomático.

¿Podría decirse que en las instituciones educativas se enfrentan y chocan las certezas del enseñar y las dudas del aprender?

Para empezar a buscar respuestas apelamos a un diccionario de la lengua castellana, tratando de dilucidar el significado preciso y la sinonimia de las palabras utilizadas en el título del presente trabajo.

Significados de certeza: conocimiento seguro, claro y evidente de las cosas. Firme adhesión de la mente a algo conocible, sin temor a errar.

Sinónimos de certeza: certidumbre – evidencia – verdad – seguridad – autenticidad – exactitud – convencimiento – convicción – persuasión.

Significados de enseñar: instruir, adoctrinar, amaestrar. Dar una advertencia, ejemplo o escarmiento. Indicar, dar señas. Mostrar, exponer (una cosa) para que sea apreciada. Dejar ver (algo) involuntariamente.

Sinónimos de enseñar: instruir – adiestrar – educar – criar adoctrinar ilustrar – alfabetizar - catequizar – iniciar – explicar -aleccionar preparar – indicar – mostrar – revelar - descubrir - exponer – exhibir exteriorizar – señalar.

Significados de duda: indeterminación del ánimo entre dos juicios o dos decisiones, acerca de un hecho o una noticia o con respecto a las creencias

Sinónimos de duda: desconfianza – incertidumbre – indecisión – perplejidad – titubeo – vacilación – problema – cuestión – reparo – sospecha – recelo – desconfianza – suspicacia – temor.

Significados de aprender: adquirir el conocimiento [de una cosa] por medio del estudio, ejercicio o experiencia. Tomar [algo] en la memoria.

Sinónimos de aprender: instruirse – estudiar – educarse – aplicarse – asimilarse – cultivarse - cursar – empollar – formar – ilustrar – penetrar – practicar – preparar – profundizar – repasar - ejercitarse.

De la lectura repetida de estos significados y sinónimos surge una reflexión quizá un tanto obvia, nada original y reiterada, acerca del modo que tienen las palabras, no sólo en sus significados sino también en sus formas gráficas y en sus sonoridades, para reflejar las ideas, intenciones y acciones de los seres humanos o al menos la escala de valores instituidos por las necesidades de la organización social. 


Se advierte que decir o escribir certezas del enseñar podría ser redundante porque la palabra enseñar en sí misma, sus significados y sinónimos transmiten una sensación de seguridad, de afirmación, de certidumbre, mientras que el término aprender es indeciso, vacilante, movedizo, variable, por lo que referirse a las dudas del aprender sería también algo reiterativo.
Se nota además que el verbo enseñar implica una acción que alguien efectúa sobre otra persona, mientras que el verbo aprender indica una acción que una persona produce sobre sí misma.

Pero al salir de las páginas del diccionario y entrar al mundo real de la enseñanza y del aprendizaje, surgen algunas preguntas: 

La enseñanza ¿es una actividad plena de certezas, verdades, exactitudes, convicciones cómo la palabra sugiere y muchas veces los docentes creemos?

El aprendizaje ¿es algo enmarcado en la indecisión, el titubeo, la vacilación, la inseguridad, cómo las conductas de los alumnos evidencian ante la mirada de los profesores?


En este punto, intentamos iniciar un camino en busca de respuestas.

(continuará)

2 comentarios:

anielca dijo...

Hola Jorge: Me hubiera gustado escuchar a "Mis Epele" puesto que fué una de mis profesoras en el secundario, pero no pude hacerlo porque se la escucha muy bajito superpuesta con una música.

Sobre este artículo sobre la enseñanza y el aprendizaje, tus conceptos los encuentro muy claros. Yo soy docente pero nunca me fue fácil enseñar. Tal vez me falte el don natural que tenés vós.

Un beso, Monina (Anielca).

Anónimo dijo...

Te felicito por este blog.
Me encanta la estética, aunque no me sorprende viniendo de vos, no porque vengas de la imagen sino por tu ojo fotográfico que siempre fue mas allá de lo que hay en frente del lente.
(Otra de las enseñanzas del maestro)
Me gusta que sea variada, esta bueno porque te deja con ganas de más y te da un lindo ida y vuelta. No encontré ninguna nota sobre política y también esta bueno porque a pesar de que es un tema que te gusta creo que hay otros ámbitos (como mis notas en facebook) y puede jugar en contra.
No pude verlo completo, (algo extenso el blog) quiero dedicarle más tiempo para pensarlo. Pero si leí algunas de las notas como:
“la construcción de la realidad”: esta buena para debate.
“guion del video”: (recuerdo cuando los armábamos que placer) esta bueno para quien no sabe como se arman, yo le agregaría algo mas como es un técnico por ejemplo.
“la certeza de enseñar”: mi preferido. Y creo que en otra oportunidad te lo comente, y no sé si puedo ser muy objetiva en esto, no fuiste un profesor sino un maestro y creo que es una gran diferencia.
No sé si hay que saber mucho o poco para trasmitir (no en tu caso que sabes más que mucho) supongo que tiene que ver con la seguridad y el como lo que decís, y sobre todo en la pasión que se pone en cada palabra para quien tiene que aprender. Creo que la mejor manera de trasmitir y aprender es por intermedio de la pasión.
Espero seguir leyendo y sin que internet se me corte a cada rato pero repito está muy buenoooooooo.
PD: “susurros de la laguna” es el único que no puedo ver fotos.

Sylvia